La americana, con pasaporte cotonú, llega al cuadro naranja procedente del Unicaja Femenino de LF2

 

El CD Zamarat sigue dando pasos hacia delante en su ambicioso proyecto por regresar por la vía rápida a la Liga Femenina. Un objetivo por el que también peleará Nneka Ezeigbo, anunciada ayer como nueva jugadora naranja para la próxima temporada.

Ezeigbo es una pívot estadounidense con pasaporte cotonú por su ascendencia nigeriana, de 1,88 metros de altura y 22 años, que conoce bien el reto que le aguarda a ella y al resto de jugadoras del plantel dirigido por Jacinto Carbajal pues llega procedente del Unicaja Femenino de Liga Femenina 2. Un conjunto en el que firmó una media de 11.7 puntos por encuentro, acompañados de casi 9 rebotes por partido, con una incidencia en pista de 27 minutos de media por jornada. Números que la convierten en un interesante refuerzo para el juego interior naranja, donde será importante su aportación dado el potente físico y el grado de intimidación en la pintura que posee.

Ezeigbo, que se formó en la NCAA estadounidense con la Universidad de Robert Morris, conjunto con el que jugó cuatro temporadas, ha sido campeona del Torneo NEC (2017, 2019), torneo del que ha sido una de las mejores “novatas” (2017), MVP (2019) y mejor defensora del año (2019), entre otras distinciones que acumuló en esta etapa.,

La nueva jugadora del CD Zamarat aseguraba ayer en las redes sociales del club que lo que espera de esta temporada es “lo mismo que cualquier otra persona, ganar partidos”. “Espero alcanzar los objetivos que nos marcamos como equipo esta temporada”, destacó Ezeigbo.

Carlos Toyo
laopiniondezamora.es