Además de la base tinerfeña, el conjunto malagueño anuncia la renovación de Rocío Plaza

 

 

La jugadora, de 32 años y 1,69 metros de altura, ha jugado 13 temporadas en la categoría de plata del baloncesto femenino, con tres fases y dos ascensos en su haber, y llega procedente del Uni Ferrol, que jugará la próxima campaña en Liga Femenina Endesa

El CAB Estepona suma una nueva pieza a su proyecto para debutar en Liga Femenina Challenge la próxima temporada 2021/22: Laura Fernández Fiel, la experimentada base canaria, que llega al conjunto de la Costa del Sol tras lograr el ascenso a Liga Femenina Endesa en las dos últimas fases que se han disputado, con CB Clarinos (2018/19) y Uni Ferrol (2020/21). La jugadora, que a sus 32 años ha militado en la segunda división del baloncesto nacional desde su primera temporada senior, cuando jugaba en el CB Uni Chapatal de su Tenerife natal. De perfil director, su trayectoria, además de por su isla de nacimiento, le ha llevado a León, en dos etapas, y la ciudad departamental antes de recalar en el cuadro esteponero.
La mejor temporada de Laura Fernández en el último lustro, teniendo en cuenta únicamente el apartado estadístico, fue precisamente con Bea Pacheco como entrenadora, en el CB Aros leonés, cuando la jugadora canaria promedió en 32 minutos en pista 8,9 puntos, 3,2 rebotes y 2,5 asistencias, demostrando que, en caso de ser demandado por parte de la entrenadora madrileña, está capacitada para asumir en el apartado ofensivo, si bien en los últimos años su rol está más centrado en la dirección de juego.
La tinerfeña promedió la pasada campaña 3,3 puntos, 2 rebotes y 2,3 asistencias en los 20 minutos que Lino López le dio por encuentro en el Uni Ferrol, que no solo logró el retorno a la máxima categoría, sino que finalizó la temporada sin perder un partido.

“Junto a Gema va a formar una de las mejores duplas de bases de la categoría y a nivel vestuario es una personal fundamental "
Bea Pacheco definió a Fernández como “una jugadora a la que su veteranía le permite tener un gran conocimiento del juego y de la liga” y afirmó que es “un lujo” que la canaria “haya aceptado formar parte de nuestro proyecto”. La madrileña explicó que “en Ferrol fue muy importante para el equipo en algunos momentos de la temporada” y que se trata de una base “generosa, jugadora de equipo que siempre hace mejores a las demás”, lo que permitirá “tener un equipo competitivo que crezca cada partido” a lo largo de la temporada. “Creo que junto a Gema García forma una de las mejores duplas de bases de la categoría”, dijo la nueva entrenadora del CAB Estepona, que además añadió: “A nivel vestuario, he trabajado antes con ella y es fundamental; no es solo lo que aporta en la pista, también fuera de ella. No tuve ninguna duda de que si existía la posibilidad tenía que ser parte de este proyecto”. No olvidó tampoco cómo puede influir su presencia en la formación de las más jóvenes de la plantilla: “Es de esas jugadoras que además nos ayudará mucho con las canteranas para que logren tener más confianza y lograr conocimientos”.

“Quería estar en un equipo que no renunciara a nada y me gustaría que esta temporada el CAB Estepona dé un salto de calidad”
La nueva base del CAB Estepona no necesita más presentación, aunque ella misma se considera una jugadora que se compromete “mucho” con cada club en el que está y siempre da “el máximo para ayudar en todo lo que pueda al equipo”. Habitual en las últimas temporadas en conjuntos que aspiran a todo, habla sobre el cuadro esteponero como “un gran proyecto creado con la intención de competir cada partido y poder llegar lo más alto posible” gracias a “una mezcla de juventud y experiencia”. ¿La clave para conseguirlo? “El trabajo diario”, así lo afirma la canaria. “Está claro que esta nueva Liga Femenina Challenge va a ser muy dura, ya que cada partido puede ser como una final, pero estaremos preparadas para ello”, avisa Fernández que, ante la opción de jugar en la Costa del Sol la próxima temporada, afirma que no dudó en aceptar la propuesta: “Quería estar en un equipo que no renunciara a nada y me gustaría que esta temporada el CAB Estepona dé un salto de calidad. Estoy muy contenta de poder formar parte de este proyecto”.
Habituada a jugar fases de ascenso en las últimas temporadas, asegura que la clave para lograr los objetivos que se marque el club es “crear un grupo de jugadoras que sea un bloque en el que todas rememos hacia un mismo sentido y nos mantengamos unidas”, algo que considera “de lo más importante”. A partir de ahí, dice, no hay más secreto que “un buen trabajo diario” para que todo funcione “e incluso poder dar alguna sorpresa”. Tras una campaña atípica, con partidos a puerta vacía en su mayoría, la nueva base del CAB Estepona considera “vital” poder contar con el apoyo del público en las gradas del Pineda. “Tienen que convertirse en nuestro sexto jugador. Animo a todo el mundo a que se acerque al pabellón, porque de lo que estoy segura es que disfrutarán de un gran baloncesto y una liga donde cada partido puede ser una final”, asevera la directora de juego tinerfeña.

 

 

 

La malagueña Rocío Plaza sumará su novena temporada consecutiva en el CAB Estepona


La base, de 20 años y 1,60 de estatura, llegó al club en Infantil y ha pasado por todas las categorías, hasta debutar en Liga Femenina 2 la pasada temporada, antes de su lesión, que aún le mantendrá varios meses lejos de las canchas

La figura de Rocío Plaza seguirá ligada al CAB Estepona una temporada más, y ya serán nueve. La exterior malagueña, que llegó en edad Infantil al club, se encuentra actualmente recuperándose de una condromalacia rotuliana que le obligó a pasar por quirófano y le tiene apartada de los terrenos de juego desde finales de 2020. Antes de eso, tuvo tiempo de debutar con el primer equipo en Liga Femenina 2 y desde su operación trabaja para volver a jugar lo antes posible, pero recuperada al 100%.
Referente dentro de la cantera del club, ha lucido su 15 a la espalda desde la temporada 2013/14 y su buen hacer le llevó a formar parte de las selecciones de Málaga y Andalucía en varias ocasiones. Rápida, con gran manejo de balón y muy eléctrica en su juego, desde muy pronto se convirtió en una pesadilla para los rivales y un estandarte dentro de los equipos de formación del CAB Estepona.

Bea Pacheco, entrenadora del primer equipo femenino del club, aseguró que Plaza “seguirá vinculada al CAB Estepona la próxima temporada” 2021/22. “Sale de una lesión importante que tuvo la temporada pasada y el club va a poner todos sus medios para su recuperación y pueda seguir creciendo como jugadora”, explicó la madrileña. La jugadora, que continúa acortando plazos en su recuperación, ha querido hablar sobre cómo ha vivido todos estos meses, desde su debut en una competición FEB hasta su estado actual, pasando por el tener que ver a sus compañeras sin poder ayudar durante la mayor parte de la temporada.

Pregunta: Vas a cumplir nueve años ligada a un club que cumplirá una década. ¿Cómo se reciben estas noticias, más en un verano en el que estás lesionada?
Respuesta: Cada año la renovación se recibe y se vive de una manera diferente. Los últimos años tanto el equipo como el staff técnico ha ido cambiando y el que el club siga confiando en ti siempre es un orgullo. Además, hemos ido creciendo juntos y la categoría también fue variando. Después de llegar al senior no es lo mismo en Primera Nacional que en Liga Femenina 2 o este año. Para mí que sigan contando conmigo se convierte en ilusión y ganas de empezar a trabajar en pista para tratar de estar al 100% lo antes posible y de esa forma ayudar al equipo en todo lo que pueda.

P: Estás en el club desde la temporada 2013/14, ¿qué significa para ti el CAB Estepona después de tanto tiempo?
R: Es mi segunda familia. Llegué con 12 años y a lo largo de las temporadas he podido crecer, como jugadora y como persona, ligada siempre al club, igual que he visto como el CAB Estepona ha ido creciendo cada temporada, buscando superarse año tras año.

P: Te lesionaste muy pronto, ¿cómo se vive una temporada casi completa sin poder ayudar al equipo en la cancha, además en una categoría como Liga Femenina 2?
R: Es muy complicado. Pasas por diferentes fases. Lo primero que sientes es impotencia, porque eres jugadora y lo que quieres es jugar, estar con las demás y darlo todo. Pero no puedes. Ir a verlas entrenar o jugar a veces era duro, porque yo también quería estar ahí. No lo pasas bien, porque sabes que quieres algo y que no es posible conseguirlo por culpa de una lesión.

P: Una lesión de rodilla, que siempre es complicada para los deportistas y necesita una buena recuperación. Cuéntanos sobre ella y cómo te encuentras ahora mismo.
R: Mi lesión se llama condromalacia rotuliana. Al parecer tenía muy poco cartílago y eso hacía que la rótula no parase de rozar constantemente, lo que provocaba un dolor continuo. Como obviamente no es normal que siempre te duela la rodilla, decidí tratar con varios médicos y especialistas para encontrar qué ocurría. Al principio intenté salvar la temporada, pero el dolor persistía y como no lograba recuperarme, y gracias a una segunda resonancia, nos dimos cuenta de que el cartílago estaba peor de lo que parecía inicialmente; entonces me lo dejaron claro: si quería volver a correr tendría que operarme. Y así fue. Obviamente no dudé en pasar por quirófano y me puse con el preoperatorio. Desde entonces trabajo cada semana para poder recuperarme y volver a las canchas. El proceso va muy bien, voy acortando tiempos de recuperación. Eso sí, tengo claro que hay que ir con precaución y que el objetivo es estar al 100%. Sin pausa, pero sin prisa.

P: El volver a jugar siempre fue el objetivo. Que el CAB Estepona siga confiando en ti y te apoye en la recuperación, ¿ayuda en el proceso?
R: Por supuesto. Para mí es una motivación extra. El jugar de nuevo es el objetivo a cumplir, pero el saber que podría tener la oportunidad de debutar en Liga Femenina Challenge me ayuda mentalmente para seguir esforzándome en la recuperación.

P: Para acabar, hablas en un posible debut futuro, pero hubo uno la temporada pasada. ¿Cómo recuerdas tu primer partido en Liga Femenina 2? R: Tengo un recuerdo muy bueno. Pude cumplir el sueño de muchas jugadoras que es debutar en una categoría como Liga Femenina 2, pero además tuve la suerte de hacerlo con mi club de toda la vida. Eso es un extra. Lo recuerdo perfectamente: el Pineda estaba lleno, antes de las restricciones, y fue una sensación indescriptible.

 

CAB ESTEPONA