El Mariscos Antón Cortegada ha sufrido el revés más importante en lo que va de temporada. La resonancia practicada a Lauren Loven tras la lesión sufrida en el encuentro disputado ante el Arxil en Fontecarmoa ha desvelado que padece una rotura del ligamento cruzado de su rodilla.

 

La lesión fue notificada por el club en la tarde de ayer a la propia jugadora norteamericana, lo que supuso un auténtico mazazo tanto en lo individual como en lo colectivo para un equipo que tenía depositadas muchas esperanzas en el rendimiento de la escolta tras las cualidades mostradas en los pocos partidos que pudo disputar desde su llegada.

En los cuatro partidos que pudo disputar íntegros en liga promedió más de 10 puntos por encuentro y su ausencia ante Arxil –solo pudo jugar 6 minutos–, así como ante el Rosalía, tuvieron mucho que ver en las derrotas dada el alto rendimiento mostrado por la escolta que destaca por su lanzamiento exterior.

Al respecto de la llegada de una jugadora que pueda ocupar la plaza de Loven desde el club se muestran cautos y priorizando además la decisión de la propia lesionada, de quien destacaron su comportamiento y profesionalidad desde su llegada a Vilagarcía.

José Gorgoso, responsable en materia deportiva, apuntó al respecto que “de momento tenemos a una jugadora lesionada con contrato en vigor. Lo más importante es que se recupere, primero que asimile la situación y que decida si se quiere operar en España o irse a Estados Unidos y operarse allí. Si ella decide quedarse y recuperarse bajo la disciplina del club nosotros asumiremos nuestra responsabilidad. De lo contrario, trataríamos de llegar a un acuerdo y estudiar si sería viable un relevo dentro de nuestras limitadas posibilidades”.

farodevigo.es