Diseñará un proyecto apoyado en la cantera y en cuatro o cinco jugadoras foráneas para estar en la parte media-alta de la clasificación

 

 

El Miralvalle, en su aventura senior semiprofesional, no ha conocido a más entrenador que a Raúl Pérez y, al menos por un año más, seguirá sin conocerlo. El técnico placentino volverá a ser el encargado de llevar las riendas del equipo colegial en su regreso a la Liga Femenina-2, tras el descenso de la LF Challenge el año pasado. Se rodeará de Carlos Pino y Jorge Hernáiz como asistentes, Daniel Carreras como asistente y preparador físico y Guillermo Hernández como delegado de equipo.

«Seguimos creciendo y para mí sigue siendo una oportunidad importante en mi carrera», dijo Raúl Pérez en la presentación oficial de su renovación. Será su séptima temporada seguida dirigiendo al máximo exponente del club.

«El proyecto va a ser ilusionante, va a ser un proyecto para intentar estar lo más arriba posible, para volver a enganchar al público, que a pesar de los resultados estuvo apoyando y animando toda la temporada», declaró Pérez, que agradeció al coordinador deportivo, Álvaro Estévez, y al presidente, Julio Carrón, su confianza.

Raúl Pérez es optimista de cara a la temporada 2022/2023 y está convencido de que no se repetirán los sinsabores del año pasado. «Queremos estar con balance positivo en la tabla. La idea es estar arriba, intentar mantener una continuidad en las jugadoras que son importantes para nosotros del proyecto de la temporada pasada junto con la savia nueva».

Tanto el entrenador como su cuerpo técnico ya están trabajando en la confección de la plantilla para la próxima campaña. Los primeros nombres en anunciarse podrían ser los de jugadoras renovadas, entre ellas el de Alicia Morales. A ellas se sumarán cuatro o cinco foráneas o de fuera de la región que incrementen el nivel físico del equipo. Todas ellas empezarán la pretemporada el 4 de septiembre.

 

J.C. Ramos
hoy.es
foto LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO