El Aros disfruta estos dos primeros meses del año de un refuerzo de lujo. No se trata de una jugadora, que a Inga Garbasauskaite, que así se llama la lituana que ayuda en los entrenamientos del primer equipo, lo que le iba en sus años como deportista era el salto de longitud y con marcas de nivel mundial ya que fue capaz de saltar 6,14 metros a los 20 años.

Ella está en León para reforzar al cuerpo técnico a la vez que completa el máster al que está entregada después de acabar sus estudios universitarios de Educación Física.

El atletismo ya es pasado para Inga Garbasauskaite. Ahora lo suyo es la preparación física. Inga Garbasauskaite ha sido la responsable de que el equipo sub’16 de su país estuviera a punto el pasado verano y para el próximo se encargará de la preparación física de la selección lituana sub’18. A León llega a completar su máster universitario. Estos meses ultima su trabajo de fin de máster en la Universidad de León con Alejandro Vaquera dirigiendo su trabajo en estos meses que pasará en León. La Federación Europea de Baloncesto (Fiba Europe), para la que el profesor de baloncesto en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de León trabajaba hasta el pasado verano como responsable de la preparación de los árbitros europeos (ahora tiene la misma función, pero con a nivel mundial), fue quien le abrió las puertas de León y el Aros ha sido el equipo con el que hará la parte práctica de su trabajo.

Callada, Inga Garbasauskaite va de aquí para allí, siempre con su libreta, anotando todo lo que ve exportable a su trabajo cuando regrese a casa y tomando los datos que necesita para plasmarlo en su tesis. Por suerte para ella, en el Aros casi todas las jugadoras son bilingües, lo mismo que el cuerpo técnico, lo que le facilita mucho las cosas.

Entre preparar su trabajo para el doctorado y estar en los entrenamientos de todos los equipos del Aros pasa los días. Apenas lleva un par de semanas en León, pero se muestra gratamente sorprendida por la ciudad y por el ambiente del equipo. “Me gusta a ciudad y la gente es muy agradable. Llegué aquí gracias a la mediación de Alejandro Vaquera que me ha dado la oportunidad de aprender y trabajar, que es lo que quiero. Ésta es una gran oportunidad para mí y lo mejor de todo es que todo el mundo está dispuesto a ayudarme”, explica esta lituana que está a punto de cumplir los 24 años (los cumplirá el 3 de febrero) y que es una más en la ‘familia del Aros’, tanto que sufrió con la derrota del equipo en Galdácano “como cualquiera de nosotras. Ya está imbuida del Espíritu Aros”, bromea Moses que es junto a su preparador físico Rubén Dehesa con los que trabaja más estrechamente la joven lituana.

Su tesis versa sobre el trabajo con las jugadoras menores. “En este tiempo que pasaré en León quiero comparar las jugadoras sub’16 de mi país con las españolas, pero a la vez observar cómo se trabaja aquí. Quiero hacer un estudio lo más completo posible del trabajo que hace en España un equipo que es de los mejores trabajando con la cantera, como es el Aros”, apunta Inga Garbasauskaite que está maravillada por las instalaciones que tiene León. “El Palacio de Deportes está muy bien, pero el CEARD es espectacular y las posibilidades que da para trabajar allí son envidiables. La verdad es que estoy gratamente sorprendida por esas instalaciones”, remata la preparadora física del equipo nacional lituano sub’16 que acaba de terminar sus estudios en la Lituanian Sports University de Kaunas, adonde regresará en marzo para rematar su trabajo de postgrado con una libreta llena de anotaciones de lo que está viendo en León y en el Aros.

C.B. AROS