La capitana de la Selección Femenina nos muestra su diario para rememorar el 7 de julio de 2019, la fecha en la que España revalidó su Oro europeo: “Dentro oigo un rumor que me dice que sí, que sí, que sí, que lo hemos vuelto a hacer”.

 

PINCHA AQUÍ PARA VER EL VIDEO

 

Desde la ventana veo la luz final del día, porque no es rojiza es roja del drácula pensilvánico, roja de la cereza madurísima, roja de la sangre que brota de un labio partido. Partido a partido.

Y partido a partido ganamos un oro irrepetible. El oro de las minas del rey Salomón, el oro del pirata Rackham el Rojo, el dorado sublime de las puestas de sol colgado del cuello. La hazaña inaudita.

Nada más difícil o nada más sencillo cuando el equipo carbura y ruge y todas a la vez perseguimos una idea.

Sin pensar en el rival o pensándolo muy bien, sin mirar hacia atrás porque el ayer solo nos sirve para crecer en experiencia.

El pasado solo pesa y puede incordiar. Y nosotras encaramos cada día como una nueva oportunidad de salir a escena con la intención de afinar el Do más mayor.

Y nos funciona. Y jugamos para chuparnos los dedos al finalizar. Estupefactas todas cuando se acaba el show y lo hemos vuelto a hacer. Como si no nos lo creyésemos, como encontrarse un billete de 50 en el bolsillo del pantalón, como una carta inesperada en el buzón destartalado.

Ríos de felicitaciones, encajadas de manos, abrazos, parrafadas desmesuradas, las redes sacan humo, los flashes también. Un clímax desbordante y sostenido con el aroma del perfume del éxito.

Y entonces, bajo a la calle, compro el pan, me pido un cortado, me siento en la terraza, veo la gente pasar, y todo se va poniendo en su sitio, pausadamente, y dentro oigo un rumor que me dice que sí, que sí, que sí, que lo hemos vuelto a hacer.

 

LAIA PALAU