La base del Uni Laia Palau no oculta que el gran objetivo en esta recta final de la carrera es disputar en Tokio sus cuartos Juegos Olímpicos, una cita a la que no piensa renunciar, y por lo que ha decidido aplazar la retirada y prolongar un año más su contrato con el Spar CITYLIFT Girona. «Ir a los Juegos Olímpicos es como irse de viaje medio año. O como ir a la Luna. Y yo quiero ir a la Luna por cuarta vez », admite Palau.

 

Si finalmente acude a Tokio el próximo año, la capitana de la selección española se convertirá en la jugadora de baloncesto más veterana de la historia en participar en unos Juegos Olímpicos, con casi 42 años. Una motivación más para continuar. Palau admite, sin embargo, que durante el confinamiento pensó en dejarlo definitivamente, después de que los Juegos se aplazaran un año por la pandemia de la Covidien-19. «Estas semanas me había pasado por la cabeza la retirada, porque serán muchos meses sin competir, y para que, en cuanto al físico, la cuerda sobre la que ando como funambulista cada día es más delgada. Y para que, a veces, piensas que quizás es el momento de empezar a hacer otras cosas. Pero quiero seguir jugando. Y, si estoy bien, no me quiero perder la oportunidad de ir a unos Juegos. Dejaba la selección en verano, pero como perderme unas Olimpiadas? », Reflexiona.

Para la base maresmenca unos Juegos «son una experiencia vital que te enriquece mucho» y que te da «muchísimas cosas», más allá del ámbito deportivo. «Viviendo desde dentro te hace sentir una privilegiada. Y no sólo como deportista. También como persona. Es un acontecimiento total. Todo se detiene para que se disputen los Juegos », afirma.

Palau es la jugadora que ha defendido en más ocasiones, casi 300, la camiseta de la selección española, con la que ha ganado 12 medallas (una plata olímpica, una plata y dos bronces mundiales y tres oros, una plata y 4 bronces europeos) .

EFE & diaridegirona.cat
Google Translate (sin revisar)
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO