La campeona de la WNBA en 2015 y de la Euroliga en 2017 se ha referido a su recuperación de la lesión del menisco, la segunda, que la obligó a detenerse en enero

 

"Cuando pasa es como tocar fondo y empezar de cero. Al ser el menisco tampoco sabían cuando se alargaría la recuperación y sí tenía po de volver al mismo nivel "dice Anna Cruz (1,74 m 1986) sobre su lesión, que la obligó a detenerse en enero cuando dejar el Fenerbahçe para someterse a una operación, la segunda en su rodilla derecha.

El escolta de Tiana ha hablado en directo en el Twitter de la FEB y se refirió al próximo campeonato de Europa que se disputará en Valencia. "Es muy bonito y será especial" afirma. Cuestionada por su futuro a nivel de club, ha reiterado su deseo de volver a la liga femenina. "Seis años y medio fuera de casa es pesado. Y seis a Rusia valen el doble. Está bien como experiencia y lo recomiendo pero con 33 años quiero priorizar otras cosas "explica, sin decir que fichará por el Araski.

Su paso por Rivas, del 2009 al 2013, la convirtió en la máxima anotadora del club de Madrid. "Fue muy bonita aquella etapa. En cuatro años crecí mucho como jugadora y como persona y guardo un gran aprecio por el club "recuerda de la entidad.

Tanto en la WNBA como en Europa he jugado de base y me he convertido en más versátil. Me puedo adaptar al 1 y el 2 y tampoco me veo dad diferente responde sobre si ha cambiado mucho en el parqué.

El espejo de Laia Palau

"Siempre ha sido mi referente" reconoció sobre Laia Palau, de quien dice que es la persona de quien más ha aprendido dentro y fuera de la pista desde que estaba en el UB Barça y Carme Lluveras la hizo subir al entrenamiento del primer equipo y le dijo que tenía que copiar todo lo que viera de ella.

Borja Sánchez
lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO