Irati Etxarri ayer hizo magia en el Palacio Municipal de los Juegos Mediterráneos de Almería con la selección española femenina de baloncesto, que se vino arriba para fulminar (107-52) a Rumanía. El partido era el segundo encuentro de la fase de clasificación para el Eurobasket 2023 y también segundo bajo la dirección del técnico Miguel Méndez.

 

España engrasó la máquina e hizo vibrar a su público para liderar el Grupo C con dos victorias, tras la del jueves en Hungría. Con tan solo un par de entrenamientos más y con los apuntes de ese estreno, Méndez disfrutó de un equipo mucho más compenetrado y duro en defensa, que no bajó el listón durante los 40 minutos.

La pamplonesa Irati Etxarri (21 puntos) y María Conde (21 y 10 rebotes) fueron las mejores de un ejercicio coral. Pese al colchón, España apretó hasta el final y aprovechó el partido para dar un paso adelante que va dejando atrás el complicado verano y posicionarse primero en la clasificación.

Con una gran Etxarri anotando la primera canasta del encuentro en el quinteto inicial y Silvia Domínguez, España fue entrando en calor. De nuevo Torrens fue una referente y Raquel Carrera se esmeró en busca de un rol mayor.

Al descanso, Rumanía solo tenía cuatro asistencias y un gran déficit en el rebote. Con todo bajo control, Ardelean y Stanici fueron las mejores visitantes en el primer tiempo, Méndez pidió más a las suyas y el equipo respondió. Etxarri, que ya fue la mejor ante las húngaras, y Conde se lucieron y Almería lo disfrutó. Con 21 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias Etxarri hizo su magia.

ESPAÑA 107: Carrera (10), Cazorla (6), Conde (21), Etxarri (21), Torrens (6) –cinco inicial–, Casas (5), Domínguez (6), Gil, Ginzo, Quevedo (6), Rodríguez (8) y Romero (8).

RUMANÍA 52: Ardelean (7), Fodor, Ghizila (14), Orban, Stanici (16) –cinco inicial–, Armanu, Catinean, Croitoru (2), Fota, Ghita (4), Podar (9) y Popescu.

Diario de Noticias
foto FEB