El vigués Miguel Méndez, actual técnico de la selección femenina de baloncesto, adelantó ayer su intención de compatibilizar las labores de seleccionador nacional con las tareas de entrenador de club, una vez desvinculado del Ekaterimburgo.

No obstante, todavía no tiene ningún acuerdo firmado con ningún equipo. "Estamos tratando con algunos equipos y espero que pronto se pueda saber, pero mi idea es entrenar también en club", sentenció Méndez. El vigués, desvinculado por completo de la disciplina rusa, aseguró que “rescindí mi contrato porque ahora mismo no está en mi idea volver (a Rusia), pero veremos en un futuro”. "Si algo hemos aprendido en los últimos dos años es que la vida cambia, en mi caso ha cambiado mucho -de ser entrenador del Ekaterimburgo a ser seleccionador español-, y hay que adaptarse y mirar hacia delante", dijo.

La selección española comenzó ayer su gira en la llamada ‘Camino al futuro’, una preparación que consta de varios partidos amistosos, donde el técnico convocó a varias noveles que debutarán en el combinado nacional. "Hemos ido cambiando en los últimos años con pequeños cambios para que el cambio final, que es éste, no sea muy brusco. Han ido entrando jugadoras jóvenes que rápidamente tienen que asumir un papel protagonista y esta es la dificultad, sobre todo en algunas posiciones, pero están preparadas y confiamos mucho en ellas", destacó. Una serie de partidos amistosos que se disputarán tras la no participación de la selección en el Mundial.

Miguel Méndez fue designado entrenador absoluto femenino en noviembre tras el cese de Lucas Mondelo. “El trabajo de este verano es muy necesario porque tuve muy poco tiempo para preparar los partidos que teníamos. Ahora hay que aterrizar del todo y hacer las cosas que quiero hacer”, aseguró el vigués.

 

“Hay gente que trabaja duro y con mucho talento"

La ex jugadora del Celta, Raquel Carrera, pívot de la selección española femenina de baloncesto, mostró ayer su confianza en las jóvenes que llegan para hacer el relevo en el equipo nacional y afirmó que hay "gente que trabaja muy duro y con talento". "Somos un país relativamente bajito pero tenemos buenas generaciones y gente que trabaja muy duro y con talento", afirmó.

La selección sigue teniendo un gran tirón entre las jugadoras, que nunca desoyen una llamada. "Es compromiso. Venir a la selección siempre es ilusionante, pero más cuando es un ‘Camino al futuro’, como lo ha llamado la Federación, para seguir trabajando todas juntas. Siempre es un placer venir", destacó. La joven, aunque ya disputó el pasado Eurobasket, es una de las esperanzas de la nueva generación.

La llegada de Carrera a la selección, tras su buen papel en el Valencia Basket, será de gran ayuda para el combinado de Miguel Méndez. “He perdido muchos partidos con el Valencia y con la selección. Ganar nos gusta a todas y a ver si podemos construir para volver a las victorias. Tenemos que aprobar el examen de noviembre para estar en el Europeo y las grandes citas", finalizó Carrera, que compartirá gira junto con las también excelestes María Araújo y Alba Torrens.

atlantico.net