El juzgado de 1ª Instancia de Madrid rechaza la demanda que Lucas Mondelo presentó contra Marta Xargay y Anna Cruz por difamación.

 

 

En ella el entrenador pedía 200.000 euros de indemnización por las declaraciones de ambas jugadoras el pasado verano en El País , en las que ambas jugadoras aseguraban haber sido maltratado psicológicamente por el exseleccionador español, sobre todo cuando coincidieron en el Dinamo Kursk y también con el barcelonés (1957) al frente del equipo estatal, del que fue destituido a raíz de las informaciones que aparecieron –los malos resultados en el Europeo en Valencia y los Juegos de Tokio, sin Xargay ni Cruz, eran el motivo de la FEB– y pese a tener en contrato en vigor.

“Respeto, a pesar de no compartir la decisión de los jueces y pese a tener derecho a ellos, no recurriré” dice Mondelo, que debe hacer frente a las costas judiciales y según el cual no procedió de emanera inadecuada en el marco del entrenamiento de alto nivel. Anna Cruz, que la semana pasada hacía oficial su fichaje por el Barça CBS, explica también en un comunicado que el proceso judicial le hizo revivir los hechos sucedidos y que pasa página al caso.

 

lesportiudecatalunya.cat
Google Translate (sin revisar)
foto EFE