La capitana de la Selección, Laia Palau, conoce bien lo que son los torneos cortos como el que da acceso a estos Juegos Olímpicos y valoró tras el sorteo como primordial el hecho de llegar a tope a Francia, sede del Preolímpico.

"Conocemos a Venezuela y a China, nadie nos va a regalar nada, tendremos que estar al 100% para el primer día de competición ya que con un solo mal día se podría esfumar nuestro gran reto", apuntó Laia Palau. El hecho de empezar con jornada de descanso pone en alerta a la capitana experimentada en mil batallas: "Jugamos el primer partido ante China, que es una gran potencia. Ellas llegan de haber jugado ya ante Venezuela y nosotras habiendo descansado. Hacer de esto algo bueno dependerá de nosotras ya que ellas llevarán un día más de competición". Para Laia esa puede ser una de las claves: "Tenemos que llegar muy fuertes. Está claro que en el posible cruce de cuartos está el billete, pero pensar en ello será un error con dos choques seguidos ante China y Venezuela".

"Creo que lo que tenemos que hacer para tener el mayor número de posibilidades de que todo salga bien es seguir con las ideas y los conceptos que nos han dado tan buenos resultados estos últimos años. Tenemos que trabajar duro en cada entrenamiento, tenemos que respetar a cada rival y cada partido como si fuera el último, tenemos que creer en el equipo por encima de todo... con esos valores igual no alcanzamos nuestros objetivos, pero sin ellos, seguro que no lo haríamos", apuntilló Palau que no dejó la oportunidad para apuntar que "además nos vamos a ver en un mes -24 de febrero- en el partido ante Suecia. Todas tenemos muchas ganas de reencontrarnos y volver a jugar juntas".



El destino ha querido que China, país en el que entrena Lucas Mondelo al Shanxi, sea uno de los rivales del Preolímpico en el que España buscará jugar sus cuartos Juegos Olímpicos. Completa el grupo D, Venezuela. "Tendremos que volver a poner encima de la mesa lo que nos ha llevado a estar donde estamos en este recorrido desde 2012: trabajo, trabajo y trabajo. No hay otra forma para alcanzar uno de los mayores sueños que puede haber en el deporte, que es jugar unos Juegos. Antes del sorteo y ahora que tenemos rivales sabíamos que el billete hay que ganárselo y a ello iremos a Nantes", comenzó diciendo Mondelo.

Sobre los rivales del grupo inicial el seleccionador tiene claro que les exigirán mucho: "China tiene un excelente potencial. Yo tengo la experiencia de su liga y junto a España nos enfrentamos a ellas en el último Mundial. Son octavos del ranking FIBA y quedaron sextos en aquel Mundial". Y Venezuela, a priori, con menos potencial "nos puede llegar a sorprender si no estamos a tope. Tiene jugadores muy buenas en universidades americanas en donde progresan mucho".

Comenzará el Preolímpico con España descansando y con el China-Venezuela. "Tendremos que sacar todo lo positivo que tiene que tener una situación así. Deberemos estar mentalizados en estar a tope en nuestro primer partido, que será el segundo para una China más rodada. Y el hecho de tener ese 'extra-scout', debemos sacarle partido desde nuestro cuerpo técnico", apuntó.

Con un grupo humano muy unido y compacto, Lucas Mondelo cerró su valoración apuntando que el próximo partido oficial para España, a finales de febrero en el Preeuropeo, "es el siguiente gran reto, después ya será tiempo de Preolímpico. Esa concentración será perfecta también para mantener conectado al equipo".

FEB