Nacida en Senegal, pero criada deportivamente en Gran Canaria, Astou Ndour es pura ambición. Sabe que ante la baja de Sancho Lyttle está obligada a dar un paso al frente, algo que ha hecho durante la preparación. No teme un posible cruce con Estados Unidos porque, como dice mientras sonríe.

-¿Qué supone jugar un Mundial en Tenerife?
“Es una suerte, porque juegas en tu tierra, con tu gente que te apoya. La verdad: es súper chulo”.

-¿Ser anfitrionas no les genera una presión añadida?
“No, es una motivación. La verdad, no nos genera presión. No es nada fácil jugar un partido de un Mundial, pero no creo que eso se pueda considerar presión. Tener al público de tu lado, de verdad, es una motivación”.

-Tendrán ganas de que, por fin, llegue el primer partido…
“Sí, porque llevamos un mes de preparación y queremos sentir la ilusión del estreno. Además, al ser contra Japón, al que ya conocemos bien, puede ser un añadido”.

-¿No se conocen demasiado ya entre estas dos selecciones?
“Pero es bueno. Conoces al rival, claro, y ellos te conocen a tí, pero creo que es algo positivo al tratarse del primer partido de un Mundial”.

-Puerto Rico y Bélgica completan su grupo. ¿Qué espera de esta primera fase?
“Que no será sencillo, porque no va a haber un solo partido fácil en toda la Copa del Mundo. Bélgica tiene jugadoras muy jóvenes y con talento, igual que Puerto Rico. En un Mundial todas quieren dar lo mejor de sí, por eso la clave es siempre salir muy concentradas desde el primer minuto. Desde hace cinco años venimos haciendo nuestro baloncesto y es en eso en lo que debemos centrarnos más que en nuestras rivales”.

-Se le ha podido ver muy bien en los encuentros de preparación. ¿Llega en su mejor momento a esta histórica cita?
“Eso espero. Yo siempre juego a mi ritmo, con mucha concentración y sabiendo lo que me espera enfrente, que son las mejoras jugadoras del mundo. Eso es bueno, porque si quieres algo nadie te lo va a regalar ni resultará fácil. Debes tener sacrificio para alcanzar tus metas. Eso tienes que tenerlo presente en cada encuentro que vayas a jugar”.

-¿La niña que jugaba en el Gran Canaria imaginó alguna vez alcanzar lo que ha alcanzado?
“Pues sí, la verdad es que sí. Podríamos decir que desde pequeña ya era muy cabezota: si quiero algo voy a por ello a muerte. No me para nada cuando tengo un objetivo y cada vez que tengo un reto nuevo en mi carrera pongo todo para alcanzarlo y para seguir mejorando como jugadora”.

-Si se dan los resultados lógicos, se verán en semifinales con Estados Unidos. ¿Son invencibles?
“Ahora mismo son las mejores, llevan ganados todos los campeonatos a los que han acudido, pero no, no son imbatibles, se les podrá ganar algún día. Ojalá sea este año. No puedes pensar que van a matarte, sino saber cómo te van a atacar para poder defenderte bien. Hay que estar preparadas”.

-¿A quién tiene más ganas de enfrentarse?
“A todo el mundo. A quién se ponga por delante, me lo llevo”.

-¿Por qué es tan buena esta selección española?
“Porque somos como una familia, nos llevamos muy bien, hacemos mucha vida junta y, al final, eso se refleja en la cancha”.

J.A. FELIPE
diariodeavisos.com
foto: LOKOS X EL BALONCESTO FEMENINO