Superada la desazón generada por la derrota ante Bélgica y el susto por los problemas para superar a Senegal en el cruce de octavos, las jugadoras de la selección española afrontan el choque ante Canadá conjuradas para recuperar su mejor versión, la que han mostrado durante el Mundial a cuentagotas y que necesitarán hoy para derrotar al conjunto norteamericano.

Así, la capitana del equipo, Laia Palau, tiene claro que "serán 40 minutos de mucho sufrimiento", ya que "no hay otra manera de entender un partido de cuartos de final y más contra un equipo físico como Canadá". El planteamiento pasará por "aguantar e intentar llevar el partido a un terreno en el que, al final, por jugar contra España en nuestra casa llegue un momento en el que mentalmente digan no podemos contra ellas".

La experimentada base catalana reconoce que "está faltando fluidez, pero hemos hecho partidos buenos, como contra Japón. Se están probando variaciones de nuestro equipo y estamos intentando encontrar nuestra mejor versión", apostando por "encontrar frescura, porque la necesitaremos para derribar el muro de Canadá".

Por su parte, Anna Cruz opta por "quedarse con las cosas buenas antes que con las malas". Así, y aunque "perder contra Bélgica fue un golpe duro anímicamente; nos fuimos con sensaciones malas y dudas sobre nosotras mismas", la barcelona valora que "contra Senegal dimos un paso adelante, sobre todo en la segunda parte. El objetivo mínimo está cumplido y ahora hay que pensar en Canadá". Un rival que "ha hecho una fase de grupos muy completa y físicamente está un paso por encima de nosotros, pero son humanas, tienen puntos débiles y vamos a intentar encontrarlos y aprovecharlos", concluyó Cruz.

Para ello, y ante el poderío del juego interior canadiense, será fundamental el trabajo de la pívot Laura Gil, que tiene claro que "ellas son un equipo muy físico y muy potente, pero confiamos en nosotras y sé que somos capaces de sacarlo adelante". La murciana admite que "no estamos saliendo en las primeras partes como somos", por lo que una de las claves del partido de hoy pasará por "salir desde el primer minuto a muerte".

Nacho Feliciano
foto: Andrés Gutiérrez
laopinion.es